La alcaldesa reitera el apoyo del Ayuntamiento a AFAS, para seguir “caminando y trabajando juntos”

La alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, acompañó el viernes a la Asociación de Familiares y Amigos de Personas con Discapacidad, AFAS, en su tradicional Fiesta de Verano, que este año ha permitido a los asistentes, sin salir de sus instalaciones de la calle Lugo, viajar por las diferentes Comunidades Autónomas para conocer sus tradiciones y sus fiestas y degustar su gastronomía. Una divertida iniciativa en la que se implicaron todos los servicios de AFAS (Atención Temprana, Centro de Día, Talleres Ocupacionales, Alojamiento, Servicio de Familias, Voluntariado y Oficinas) a los que la alcaldesa felicitó por su trabajo con las personas con discapacidad. 
 
La Fiesta de Verano de AFAS, dijo Jiménez, es ya una fecha marcada en el calendario “que esperamos cada año con ilusión porque siempre consiguen sorprendernos”. Es, añadió, “un momento de diversión y de encuentro entre familiares y amigos”. 
 
La alcaldesa, que realizó un recorrido por todos los stands acompañada por el presidente de AFAS, Luis Perales, el gerente, Bernabé Blanco y varios miembros de los grupos municipales, animó a los trabajadores de la asociación a continuar su labor, felicitándoles por el 40 aniversario de la entidad. Cuarenta años, destacó, “de lucha, de trabajo, de esfurezo y de sacrificio por mejorar la vida las personas de con discapacidad”, razón por la cual, añadió, “no podíamos dejar de estar aquí con vosotros y de estar cada vez que nos llamen porque juntos avanzamos hacia una sociedad mucho mejor”
 
Jiménez incidió en el espíritu solidario que AFAS despierta en la sociedad tomellosera, que no duda en colaborar con esta asociación, cada vez que lo demanda, contribuyendo a que muchos de sus proyectos se hagan realidad. Algo en lo que, reiteró la alcaldesa, siempre van a contar con el apoyo y la colaboración del Ayuntamiento “para caminar y trabajar juntos”
 
Luis Perales, que agradeció la presencia y el apoyo de la alcaldesa a las iniciativas de la asociación, destacó la implicación de toda la plantilla de AFAS en la Fiesta del Verano. “No es fácil implicar a más de 200 trabajadores en algo que es voluntario, colaborando de la forma en que lo hacen; es algo muy importante porque unidos seremos mucho más fuertes”, afirmó.
 
La Fiesta del Verano es “un momento de diversión, de encuentro y de felicitación que pone de manifiesto que AFAS es un movimiento asociativo de la discapacidad intelectual que sigue progresando, siempre con el ánimo de desarrollar nuevos proyectos”, indicó Perales. Una labor en la que agradeció especialmente contar con “la voluntad y la solidaridad” de Tomelloso y de las administraciones, “especialmente del Ayuntamiento con el que tenemos una sintonía absoluta”, afirmó. 
 
Ojalá, concluyó diciendo, “dentro de muchos años no haga falta que exista el Centro Reina Sofía ni AFAS porque las personas con discapacidad estén realmente incluidas, inmersas en la sociedad que les rodea”. Por eso “estamos trabajando con ilusión, con tenacidad y constancia porque la constancia es la virtud por la que las demás virtudes dan fruto”.
Compartir